Antorchismo

El “feminismo” de antorcha y linchamiento lo único que consigue es dar mala imagen de las auténticas feministas, las que no tienen la necesidad de llamar constantemente la atención para que les hagan casito.

La gentuza que se escuda en el feminismo para perpetrar sus venganzas personales hace un daño terrible a la lucha contra la violencia de género, y lo único que logra es que se ponga en duda a las verdaderas víctimas, las que realmente sufren la violencia machista, no las que crean un espectáculo digno de Sálvame para intentar joder a alguien concreto y de paso ganar famita y atención.

Los que dan pábulo a las historietas de esta gente, sin necesidad de más pruebas que “lo que cuenta una mujer no hay que ponerlo en duda, sororidad”, y encima se hacen llamar “comunistas”, lo único que logran es que la gente crea que los comunistas son unos locos irracionales deseando que vuelva la Inquisición.

Mucha gente autoetiquetada como “feminista” o “comunista” se ha dedicado a atacar a mujeres que realmente han sufrido violencia machista por el mero hecho de defenderme, el concepto de sororidad selectiva cobra una nueva dimensión, las mujeres que hayan sido testigos de las mentiras que difunde cierta gente y encima tengan la cara de decirlo no son dignas de aprecio.

Trabajo con una compañera realmente excepcional, con un corazón de oro, y tengo peleas con ella de vez en cuando porque pone a las feministas a caer de un burro, tiene comportamientos machistas porque su hermano sufrió algo parecido a lo que me ha pasado a mí, y ahora me dice: “¿ves como yo tenía razón?”.

Esto es lo que lográis dando cancha a este tipo de basura, alejar a buenas personas de una lucha fundamental y necesaria, desprestigiar la causa y que la gente meta a todo el mundo en el mismo saco. Seguid así, que vais de puta madre.

Anuncios

Aliado lo que tengo aquí colgado

Ya hace tiempo que la figura del APF (Aliado Para Follar) cobra fuerza en las redes sociales, individuos que te ofrecen su hombro para llorar, y a la que te descuidas te ofrecen otra cosa.

El APF es mucho de apoyar los tan ahora de moda linchamientos tuiteros, no necesita ningún tipo de prueba, porque “no hay que poner en duda el testimonio de la víctima”. Por supuesto la víctima ha sido etiquetada como “víctima” por ellos mismos, son gente con un sentido de la justicia un tanto peculiar, bastante similar al nazismo o a la Inquisición.

El problema es que Twitter es muy, muy pequeño, y en más de una ocasión te encuentras con que el “aliado feminista” que apoyaba “valientemente” a la “víctima” resulta que va haciendo cosas que igual no concuerdan mucho con la imagen que podemos tener de una persona que hace cosas altruistamente y porque cree en ellas. En otras palabras, que yo ya he tenido que ver algún que otro cimbrel de “aliados”. Desagradable.

Al APF le suda el nabo destrozar a la persona que haga falta, colaborará en cualquier tipo de persecución o venganza personal sin rechistar, con una antorcha en una mano y con la polla en la otra, y se dedicará a insultar, difamar y pedir el unfollow para el señalado de turno. Ya, sé lo que estáis pensando, os juro que hay APF que tienen más de 15 años, parece increíble pero así es.

Yo no sé, chicos, follar es de las mejores cosas que hay en la vida, pero igual lo de dormir tranquilo por las noches y sentirse bien con uno mismo puede llegar a compensar lo de follar menos. Probadlo y me contáis.

Los Protas Rojos

Las redes sociales nos ofrecen la posibilidad de llegar a más gente, y cada uno las utiliza como quiere, lo malo es que hay gente que las utiliza para hacer daño a otras personas, pero bueno, ese no es el tema que voy a tratar hoy, puede que en otro momento.

Se da el fenómeno, muy extendido en Twitter, del Prota Rojo, un individuo que va de luchador comprometido, que va a hacerse la foto allí donde esté la actualidad, que paraliza tu TL al grito de ¡ATENCIÓN, HILO, MÁXIMA DIFUSIÓN!

El Prota Rojo te dice que tienes que posicionarte absolutamente en todo, joder macho, ha habido un atentado en Tuvalu y no has escrito absolutamente ni un tuit sobre el tema, menudo hijo de puta estás hecho, cómo se te ve el plumero, qué poco solidario.

Pero resulta que llega el día en el que al Prota Rojo le roza un tema incómodo, un tema que le puede quitar famita y followers, ahí ya cambia la cosa, además es un tema que no ha sucedido a 6.000 kilómetros de distancia, igual no es tan necesario posicionarse, no sea que me dejen de seguir 60 personas y entre en depresión.

No sé vosotros, pero la gente que es solidaria cuando el tema le da followers y se hace la muerta cuando el tema se los quita a mi no me parece que sea buena compañera de trinchera, pero bueno, esto es simplemente la opinión de un pavo que escribe sobre hacer caca en Twitter.

 

De cuajo

Ese sol resplandeciente no puede caber aquí
no hay espacio suficiente, alguien tendrá que salir
que como dice la gente esto ya no es para mi
me rindo lo suficiente para que puedan reír

El tiempo para a observarme, la luna sale de dia
a competir con mi calma pero se queda vacía
al ver como las estrellas mueren todas en mis ojos
la luna vuelve a su casa y ya no oculta su enojo

Y yo que tuve el antojo de romper todo en pedazos
aprendo que de muy poco servirá venirse abajo
que yo ya nunca me rajo, que sé que tengo razón
protesta mi corazón y me lo arranco de cuajo.

Corcho

El corcho no muestra un excesivo interés por la vida, la mayor parte del tiempo es un mero espectador, está por estar, de hecho está constituido de células muertas, es una cosa tonta.

Al corcho le puedes golpear, hablar mal, reírte de él, humillarle, ponerle un disco de Carlos Baute, lo que te de la gana, el corcho va a pasar de tu culo, y no sólo por pasotismo, es que el corcho piensa que no merece nada bueno, así que asume el castigo, es su forma de vida.

Eso sí, intenta hundir al corcho si tienes narices, verás lo que pasa. No sabemos si es porque tiene menor densidad que el agua, pero siempre flota el muy hijo de puta, cuanto más profundo intentes sumergirlo, con más fuerza saldrá a la superficie, incluso es muy posible que comience a valorarse y a pensar que merece una vida mejor.

Autoayuda

Persigue tus sueños si eso es lo que te hace feliz. Ahora, ten claro que eso no significa que los vayas a alcanzar, ni de puta coña, lo normal es que no lo logres por mucho que te esfuerces.

Eres más valiente de lo que crees, más fuerte de lo que pareces y más inteligente de lo que piensas. Seguramente sea cierto, ¿y en qué te va a ayudar eso a lo largo de tu vida?, aquí tienes la respuesta: EN UNA PUTA MIERDA.

Gustar a los demás es una cuestión de actitud, pero no te vengas muy arriba, ten en cuenta que posees el atractivo de Paquirrín sin dinero y tienes el don de gentes de un portero de discoteca puesto hasta arriba de coca. Acepta la soledad, compra chocolate y entrena tus habilidades con las manos, que falta te van a hacer.

Vive tu vida como si nadie mirase y exprésate como si nadie escuchase. Tengo que decir que esta frase es totalmente cierta, nadie te mira y nadie te escucha, asúmelo.

Puedes conseguir cualquier cosa que te propongas, siempre que tengas brazos y lo que te propongas sea lavarte los dientes, hacerte un sándwich o masturbarte en el baño de un centro comercial.

Sé tú mismo, porque aunque intentes ser de otra forma los resultados van a ser similares, lo fundamental es cansarse poco y afrontar relajado el camino hacia la muerte.

La clave es la confianza, si alguien seguro de si mismo entra a una empresa a reclamar que le contraten, los seguratas le van a echar a patadas, pero van a echar a alguien que desprende una imagen de persona triunfadora, y eso no está pagado con dinero.

Ámate a ti mismo, porque lo más probable es que nadie más lo haga.

Acepta los desafíos, ¿hay un camión que tiene pinta de que no va a frenar en el paso de cebra?, buen momento para probar todas las técnicas de crecimiento personal que has aprendido, ponte en medio y demuestra al mundo lo que vales.

Espero que todos estos consejos sirvan para que la felicidad llegue a tu vida, nunca olvides que eres alguien muy valioso para el universo, que no tiene otra cosa que hacer que conspirar para que te salgan bien las cosas, persona insignificante.

 

 

Sindicalistas padefos

Lo primero de todo, dejar claro que los sindicatos son necesarios y fundamentales, aquí vengo a hablar de la gentuza que hace que haya gente que reniegue de ellos, y con toda la razón del mundo.

Recién entrado en mi actual trabajo, dos tipejos me propusieron entrar en las listas de CCOO para intentar echar al comité que había, que según ellos “eran muy broncas”, yo esperé a ver un poco el tema, y cuando calé a los individuos directamente dejé de tener relación con ellos.

Los tipos se dedicaron a reunir a los mayores padefos, eskiroles y pelotas para su lista, les daba igual quiénes fueran, el caso era echar al comité actual, esa era su misión, y tenían el apoyo de la empresa. No lo consiguieron, pero ahora están liberados y con carguito, que era otro de sus objetivos.

Dentro de la fauna que reunieron, estaba que la iba diciendo que ella se metía por las horas libres, la que decía que no entendía que se convocase huelga porque hubieran despedido a gente, que eso era cosa de los despedidos, o el que le decía a los encargados: “dejadme a mi, que yo tengo muchos cojones y eso lo hago en la mitad de tiempo”.

La sección de UGT no se queda atrás, presidida por una confesa votante del PP que se reúne con la empresa en hoteles a espaldas de las otras secciones sindicales, una señora realmente luchadora.

Gente que es incapaz de negarse cuando el encargado les dice que salten desde un noveno, o que llaman vagos a los que se niegan a hacer trabajo de más para beneficiar la política de recortes de la empresa, esos son los que se supone que tienen que defenderte, la realidad es que la empresa está encantada con ellos, de hecho, la condición para contratar a nuevos empleados es que estén afiliados a UGT, poco más hay que decir.

Por suerte no todo el mundo es igual, y aunque es cierto que este tipo de gentuza abunda mucho más de lo que sería deseable, sigue quedando gente combativa que por desgracia no sólo tiene que luchar contra el empresario, también lo tiene que hacer contra los sindicalistas padefos.