Mi primera vez

Caminaba volviendo de clase con mi mochila y mi peinado a tazón, que era lo que se llevaba por aquella época en los niños de casi seis años, al menos todavía no había surgido la moda de los peinados de tronista, algo bueno teníamos.

No recuerdo en lo que iba pensando, pero iba bastante empanado, como de costumbre. Sí recuerdo que no me emocionaba demasiado la idea de volver a casa, ya que el ambiente no era todo lo agradable que yo hubiera deseado. Para qué engañarnos, el ambiente era una puta mierda, no quería llegar a casa, así que tampoco iba demasiado rápido.

Lo de ir empanado mirando al vacío y pensando en vete a saber qué, se paga caro, y de pronto sentí como la tierra engullía mi pequeño cuerpo de infante. Me había caído en la zanja de una obra, y estaba hasta el culo de barro. Logré salir entre lágrimas histéricas, y como en esa época yo no tenía todavía muy claro lo de que Dios no existe, le pedí que me matara. Esa fue la primera vez que recuerdo haber deseado morir. No quería llegar a casa.

Anuncios

Autor: declasebaja

A veces hago caca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s