El silencio

Gracias a las nuevas tecnologías, destruir la vida de una persona es una labor que se ha facilitado enormemente, pero no carguemos toda la culpa en la ciencia, supongo que las personas que utilizan el progreso para temas tan zafios también tienen algo de responsabilidad.

Lo de quitar hierro a temas como un acoso constante y diario, y decir que son tonterías, porque hay cosas más graves (efectivamente, te pueden esperar en la calle para apuñalarte, y tal como están las cosas, todo llegará) está bien de cara a tu conciencia, pero la gente que lo sufre no lo lleva igual de bien que tú.

Lo de callarse ante estos temas, porque don’t feed the troll, ya se cansarán, el tiempo pone a cada uno en su sitio, patatas con sirope de chocolate por encima, pues oye, lo puedo entender, porque nadie tiene ganas de movidas, lo curioso es cuando lo hace gente que te reclama que te posiciones con todo lo que ellos dicen.

Hace poco, una tuitera se ha tenido que cerrar la cuenta por culpa de la maravillosa labor que realiza gente que va de defensora de la democracia, la argumentación, la razón, la lucha contra el bullying e incluso los derechos de la mujer, con ella ha habido cero empatía, y de sororidad mejor ni hablamos.

Su delito fue no apoyar difamaciones, linchamientos, injurias, calumnias y venganzas personales, y tiene gracia el tema, porque ha habido gente que habitualmente le ríe las gracias a la gentuza de las antorchas por el TL, que le ha mandado mensajes privados de apoyo por Instagram. Son los aliados perfectos, pillan de todas partes, unos cracks.

El caso es que esta tuitera, que realmente sí sufrió maltrato y violación, y tuvo la poca vergüenza de denunciar en un juzgado en lugar de escribir un hilo en Twitter, lleva ya bastante tiempo aguantando a esta basura que se ha hecho fuerte en la red, que tiene muchísimo apoyo y una oposición mínima, y por causa de esta gentuza ha sufrido varias crisis de ansiedad, y más recientemente una parálisis facial provocada por el estrés, qué bonito, ¿verdad?

Supongo que todo esto a la mayoría os suda las pelotas, y que hasta que no apaleen a alguien y le dejen medio muerto por la calle, o incluso le maten, seguiremos todos mirando para otro lado, pero bueno, esto solo lo escribo para desahogarme, y también con la vana ilusión de que alguien lo lea y se le caiga un poquito la cara de vergüenza, sigo siendo un soñador.

No quiero acabar este precioso post sin antes recomendaros que MUCHA RABIA, MUCHA INDIGNACIÓN, MÁXIMA DIFUSIÓN, y que la tortilla de patatas, siempre con cebolla. Muchos besos, amiguitos.

Anuncios

Autor: declasebaja

A veces hago caca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s